© 2020

 de Lucía

Gaitán

Buscar
  • lugaitán

Una herencia

Actualizado: 21 de mar de 2019


Pertenecemos a una familia y nuestros rasgos físicos nos lo recuerdan constantemente, así como muchas características de nuestra personalidad. Si quedaba alguna duda, podés hacer la Carta Natal de tu mamá, tu papá, tus abuelxs, tus hermanxs y tus primxs. Exploralo y fíjate, seguro que hay signos o temáticas que se repiten. Tiene mucho sentido porque no venimos de un repollo, sino que formamos parte de un árbol, de una estructura que va mucho más allá de nuestra noción básica de individuo. Conocer las historias de nuestros ancestrxs es clave para entender por qué hacemos lo que hacemos y por qué nos gusta determinada cosa y no otra. El problema no es que quieras ser una actriz famosa porque tu abuela quería serlo y no pudo. El problema es que lo quieras, no sepas bien por qué y que esa voluntad te manipule desde atrás y andes por la vida erráticamente. Si tenés el por qué y el para qué más o menos en vista, las cosas cambian por completo.

59 vistas