Buscar
  • lugaitán

no hay planes



Con la #astrología resulta muy fácil caer en otra forma de narcisismo: los #planetas nos hacen, los #planetas quieren que pase tal cosa o tal otra... es lo más sencillo, después de todo, hasta hace pocos siglos, creíamos que la tierra era el centro del sistema solar. Pero la propuesta de la astrología es diferente y es más bien un cachetazo de humildad: queridx humanx, naciste en la tierra y estás conectadx a todo lo que existe a tu alrededor, los árboles, los animales, las rocas, el cielo, el sol, la lluvia, las estrellas y la sociedad en la que vivís. Somos interdependientes: vos te movés y algo se mueve a tu alrededor y no necesariamente por cercanía física o por una lógica de causa y consecuencia. Los incendios en el Amazonas me impactaron muchisimo y no fue por cercania fisica sino más bien, porque senti que mostraban la destrucción del mundo y sobre todo, porque sentí que reflejaban una parte mia que también es autodestructiva o abusiva. ¿En la misma escala? Claro que no pero formo parte de esta humanidad. Creo que necesitemos otras formas de explicar en qué se basa la astrología y se parezca más a la película El efecto mariposa o la teoría de los fractales, esa que sostiene que en lo más pequeño podemos encontrar una manifestación de algo más grande. ¿Viste el parecido entre los ojos y las nebulosas? A eso me refiero. La astrología no


se explica a sí misma hablando de fuerza de gravedad ni de influencias y hace rato que quedó lejos de la astronomía, así que nos importa muy poco Ofiuco o que Plutón no sea un planeta. Tampoco se trata de subirle el volumen a la omnipotencia, creyendo que todo depende de nuestras decisiones o de desear con fuerza. Si usamos esta lógica, ¿en qué lugar quedan nuestras frustraciones? ¿es que no deseamos lo suficiente? Y sobre todo, ¿en qué lugar quedan las enfermedades, la pobreza, los incendios, la destrucción medioambiental, las guerras, los asesinatos y otros dramas de la humanidad en la que vivimos? La voluntad es importante pero hay mucho que está fuera de nuestro control. Por eso digo que meterse de lleno con la astrología implica que tu vida se arruine (como dice Richard Freeman hablando de la práctica de #yoga), porque si dejas que la astrología te transforme, muchas certezas, ideas y lógicas habituales necesitan reconfigurarse. O descartarse por completo. Dejar que la astrología te atraviese implica aceptar que la vida se escapa de nuestro control y que no siempre va a responder a nuestros deseos.

Saber que estamos hechos del mismo material que las estrellas puede resultar en un ego inflado... que rápidamente se pincha cuando descubre y acepta que eso no alcanza para que la vida responda a nuestros caprichos. La astrología nos enseña sobre el universo, no en el sentido astronómico, sino filosófico: formamos parte de él y es mucho más lo que no sabemos que lo que sí. ¿Alguna vez te pasó de pensar en un amigue y te manda un mensaje justo antes de que agarres el teléfono? ¿Quién pensó primero en la otra persona? ¿Realmente importa esto? No creo y además no tenemos forma de saberlo. Y sin embargo sucedió la conexión, aunque no podamos medirlo científicamente. Algunas cosas van a entrar en el terreno de lo incomprobable y de todas maneras, van a tener muchísimo sentido. Tal vez en algunos años haya algún tipo de tecnología que sea capaz de medir esto que en el mundo esotérico llamamos principio de correspondencia: algo se mueve en el cielo y algo se mueve en la tierra, no como causa y consecuencia sino como un juego de espejos. Mientras tanto, si queremos investigar de lleno el mundo esotérico, necesitamos observar dónde se nos mete por la ventana esta idea que tenían los griegos y los romanos de los dioses en pleno conflicto en el Olimpo digitando la vida de los seres humanos en la tierra sin poder hacer nada. ¿Pensas que no es así? Observá cómo vivís la astrología: si querés saber qué te va a pasar, cómo te va a repercutir el #eclipse, si creés que el universo tiene un plan o pensás que la persona que investiga sobre astrología tiene su vida resuelta solo porque sabe que el 2020 va a estar atravesado por la conjunción de #saturno y #pluton. Lo esotérico, por definición, es misterioso e imposible de controlar. Si podés tocar ese registro y estás en calma, entonces la astrología hizo su trabajo más profundo.


. . Todo esto parte de algunos debates y también ataques que estuvimos recibiendo lxs astrologxs en este ultimo tiempo desde la comunidad cientifica. Algunas de esas criticas tienen mucho sentido y creo que es necesario hacer una autocritica, por ejemplo, si no usamos la astrologia o lo esoterico para justificar grandes desigualdades sociales. Otras criticas parten de un desconocimiento de cómo funciona la astrologia en particular y lo esoterico en general.

0 vistas