© 2020

 de Lucía

Gaitán

Buscar
  • lugaitán

Forties

Actualizado: 3 de feb de 2019


¿Qué hay de lo que llamamos la crisis de los 40? Astrológicamente, se toma un período de tiempo que comienza más o menos a los 36 años y que puede durar hasta los 42 o 43 años. No quiere decir que todo el tiempo vaya a ser conflicto. Más bien, se va presentando en cuotas. Algunas veces parecen venir todas juntas y después se calma un poco. Todos los planetas grandes están jugando. #Saturno hace cuadratura consigo mismo y trae la conciencia del tiempo. Ya sabemos que no es un recurso infinito, pero en este momento, esa verdad universal pasa a ser algo palpable. De hecho, pueden aparecer problemas de salud, sobre todo si no hay demasiado cuidado del cuerpo. O simplemente por estar envejeciendo. También se activa el reloj biológico y la pregunta sobre la maternidad o paternidad, si aún no sucedió. #Jupiter tiene su retorno y evaluamos nuestra vocación. ¿Lo que amamos hacer es también nuestro trabajo? Si la respuesta es no, entonces empieza a sentirse la necesidad de hacer un cambio en esa dirección. Si trabajamos de lo que nos gusta, lo más probable es que enfoquemos la tarea de manera distinta a lo que veníamos haciendo. Hay muchas chances de que volvamos a estudiar para profundizar en lo que ya hacemos, o solo para hacer un boost de entusiasmo.

::

Como si todo esto fuese poco, los Nodos vuelven a su lugar de origen. Esto significa que vamos a sentir la necesidad urgente de revisar nuestro propósito de vida. O sea, la misión que necesitamos desarrollar en esta encarnación, dejando atrás las formas antiguas y conocidas de movernos. La cuadratura de Neptuno con #Neptuno va un poco en esta línea. Aparecen preguntas y cuestionamientos existenciales, como el por qué y para qué de estar vivos. Además, Urano hace oposición con #Urano. El señor del rayo llega para hacer aún más interesantes los procesos que estemos atravesando. Si hicimos siempre “lo correcto” o nos comportamos según lo que lxs demás esperan, vamos a querer ponerle una bomba a la situación. Por el contrario, si venimos de unos cuantos años de no comprometernos con nada, ahora vamos a querer hacer las cosas de un modo distinto y sobre todo, el compromiso será con nuestro camino más personal y auténtico.

::



Por último, la cuadratura de #pluton con Plutón es clave. ¿Cómo se manifiesta? Por dentro palpitan las ganas de cambiar, pero muchas veces no llegamos a timonear en dirección a esos cambios tan deseados y tan temidos. Entonces la corriente de la vida, de la que formamos parte, se encarga de resolver lo que no pudimos. Durante la temporada que dura este tránsito le vemos la cara al miedo. Entonces, oscilamos entre hacer cambios grandes y aferrarnos a lo que ya conocemos, pero que no tiene más para darnos. La crisis de los 40 gira en torno a las preguntas “¿qué hice con mi vida hasta este momento? “ “¿qué quiero hacer de ahora en adelante?”. Y el cuestionamiento que hace Lord Pluto desde nuestras profundidades es “¿aposté todas mis fichas? o ¿me tiré a menos?” Este tránsito dura más o menos dos años y funciona con avances y retrocesos, la intensidad no se sostiene de manera lineal. Mejor. Así tenemos tiempo para ir procesando, elaborando y duelando. A veces, este tránsito es arrasador. Sobre todo cuando venimos postergando los cambios hace mucho tiempo. Es bastante fácil caer en el rol de víctima y quejarse por todo lo que el destino trae. Pero si podemos rendirnos ante lo inevitable y dejamos que se vaya lo que se tenga que ir, el efecto será paradójico. Lo que va a quedar es la conexión con nuestro fuego interno. Nuestro Agni creador. Vamos sentirnos capaces de hacer prácticamente cualquier cosa y vamos a tener el espacio para hacerlo, porque todo lo putrefacto ya no va a estar. Una vez más, la fuerza de la vida manifestándose a través nuestro.

::

O sea, es un momentazo.

::

Mural de Elliot Tupac

2,328 vistas