© 2020

 de Lucía

Gaitán

Buscar
  • lugaitán

Elementales


Este es un texto sobre la relación entre Fuego, Tierra, Aire y Agua.

::::::: Los signos de fuego, o sea, Aries, Leo y Sagitario se entienden muy bien con los de aire, es decir Geminis, Libra y Acuario. Porque ambos necesitan desafíos nuevos. El tema es que fuego puede sentir que aire da demasiadas vueltas y no se la juega por nada. Mientras que aire puede sentir que tiene que estar siempre corriendo al ritmo de fuego. Pero los dos son muy dinámicos y activos y ahí pueden entenderse bien.  :::::: Los signos de tierra, Tauro, Virgo y Capricornio y los de agua Cáncer, Escorpio y Piscis, necesitan tiempo para procesar las cosas. Y tienden a ser cuidadosos con los demás. Tierra puede ser muy rígida y terca, pero agua puede ayudar a que se ablande. Y tierra le da estructura al caos emocional de agua. El mejor plan juntos es un sillón cómodo, ver una película y dormir un rato largo.

:::::

Fuego y Agua juntos son pura pasión . También mucho drama. Agua puede sentir que Fuego es muy invasivo y Fuego puede sentir que Agua es demasiado susceptible. Tierra y Aire pueden tener conversaciones buenísimas juntos, pero Tierra puede sentir que Aire es un delirante y Aire puede sentir que Tierra es demasiado conservador. Fuego y Tierra son el equipo “hacer sin vueltas”. Pero fuego quiere los resultados ya y tierra sabe que las cosas llevan tiempo. Aire y Agua son el combo Fantasía y Creatividad. Pero Agua puede sentir que Aire es frío y desconsiderado y Aire puede sentir que Agua es infantil y difícil de tratar para que no se sienta lastimado. Si los elementos se repiten, hay un gran entendimiento pero también eso de que “pan con pan, comida de tontos”.  :::: Esta explicación sobre los elementos aplica a la relación entre las distintas partes de nuestra Carta Natal, pero también a la relación con las personas a nuestro alrededor. Es cierto que hay combinaciones que son más fluidas y otras que generan más trabajo, pero si está sucediendo es porque lo necesitamos. Por supuesto que esto no quiere decir que nos tenemos que quedar para siempre en situaciones de máxima incomodidad, sólo porque hay que aprender algo. De hecho, cada vez más estoy sintiendo que los procesos y los tiempos se están acelerando. Y necesitamos pasar al próximo capítulo de nuestra vida cuanto antes.

1,650 vistas