© 2020

 de Lucía

Gaitán

Buscar
  • lugaitán

El hitazo


Leí un artículo que se hace la pregunta del por qué del éxito de la Astrología en estos momentos y sobre todo, por qué impacta tanto en las personas que tienen más o menos 30 años. Los millenials, bah. El grupo al que pertenezco. Creo que las razones son múltiples. Una de ellas es que, a través de la Carta Natal, resulta muy fácil acceder a nuestra estructura de personalidad. O sea, lo que nos hace únicos. Es sabido que los miembros de esta generación tenemos especial interés por expresar nuestra individualidad. También somos muy ansiosos y la Astrología se parece bastante a un chupete de información con el que calmarnos. Pero también corremos el riesgo de escudarnos en excusas con formato astrológico para no elaborarnos. “Soy obsesiva porque soy de #escorpio”, “tengo problemas de ira porque tengo #marte en casa 1” y todas las que te imagines. La Astrología nos ayuda a conocernos y saber el material del que estamos hechos, pero su mayor potencial aparece cuando ganamos responsabilidad y poder sobre nuestras vidas, no cuando culpabilizamos a los planetas de lo que somos y “lo que nos pasa”.  La Astrología es un lenguaje muy muy antiguo, que está entre los seres humanos desde el principio de los tiempos. Hay algunos personajes célebres que han colaborado con el desarrollo de este cuerpo de conocimiento, pero la verdad es que se parece mucho más a una construcción colectiva. Es una suerte de wikipedia. No pertenece al mundo de la ciencia pero tampoco es intuición pura. O sea, no es expresión exclusiva del hemisferio izquierdo del cerebro, pero tampoco del derecho. Ni completamente masculino ni femenino. Pareciera ser que la Astrología es una buena síntesis de ambas inteligencias. Y en este momento de la Tierra y de la humanidad estamos necesitando este tipo de alquimia.

::: Podes leer el texto que mencioné en este link

https://www.theatlantic.com/health/archive/2018/01/the-new-age-of-astrology/550034/ ::

139 vistas