Buscar
  • lugaitán

Amour

Actualizado: 21 de ago de 2019

La #Luna y #Venus son los planetas de nuestra #CartaNatal que representan el lado afectivo del psiquismo, sin importar el género. Pero operan de modos distintos. La luna es nuestro lado que busca seguridad emocional. La propia y la de todos aquellos que estén cerca. O sea, jugar a la casita. Venus es abierta. Lo que busca es la conexión. Su esencia es más libre, porque está interesada en el proceso alquímico que se genera producto del encuentro, no está buscando la familia, los hijos y la estandarización de la relación. Lo que venimos haciendo los seres humanos es polarizar. Entonces elegimos identificarnos con nuestro lado lunar o con el venusino. Normalmente nos enamoramos según nuestro Venus, pero armamos plan familiar según nuestra Luna. El desafío es expresar la totalidad de recursos que tenemos disponibles. ¿Cómo hacerlo? Necesitamos de nuestra creatividad. Estamos en un momento de la Tierra donde tenemos mayores posibilidades para experimentar cómo combinar esas dos funciones psíquicas. Vivir en épocas de transición de paradigmas es muy incómodo por momentos, porque sabemos lo que no va más y no siempre tenemos tan claro cómo ir hacia lo nuevo. Y si tenemos claridad, nuestras partes aferradas se retuercen y no avanzamos tan fácilmente. Entonces, con mucha paciencia y amorosidad, probemos formas de maridar ese lado nuestro que necesita seguridad y ese otro que se satisface con romance. Besos. ::::

0 vistas